Medio Ambiente

De acuerdo a expertos, las energías limpias son aquellas que, ya sea por su origen o su modo de obtención, no producen efectos indeseables en el medio ambiente.

Según datos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático, conocido por sus siglas en inglés IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change), la máxima autoridad mundial sobre cambio climático, la quema de combustibles fósiles para producir energía y calor en industrias y hogares y el uso de estos combustibles para el transporte representan el 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero mundiales, causantes del calentamiento global y del cambio climático.

Por el contrario, la energía limpia, además de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), posee muchas ventajas. Las resumimos a continuación:

No contaminan: 

Por otra parte, no provocan la emisión de gases contaminantes a la atmósfera o, en su defecto, las emisiones son mínimas. Esto indica que no contribuyen a efectos como el cambio climático o el calentamiento global, algunos de los principales problemas medioambientales de la actualidad.

No producen residuos:

Por ejemplo, las energía solar o la eólica, está claro que no producen ningún tipo de residuos.

No provocan reacción química:

Es decir, las energías limpias se denominan así porque para su producción no interviene ningún tipo de reacción química. Los presentes, recursos son capaces de producir tal energía por sí mismos provienen de la propia naturaleza como el sol y el viento.

Son renovables: 

Por tanto, no es casualidad que la mayor parte de energías limpias sean además energías renovables, Esto indica, recursos inagotables que siempre van a estar presentes. Las fuentes de energía renovable son inagotables y se adaptan a los ciclos naturales, a diferencia de las fuentes de energía convencionales (carbón, gas, petróleo o energía nuclear). Esto las convierte en la clave para crear un sistema energético sostenible que permita el desarrollo local sin poner en riesgo el futuro de las siguientes generaciones.

Reducen la contaminación: 

Por otro lado, el uso de energías limpias en nuestra vida cotidiana ayudará a disminuir problemas como la contaminación de las ciudades o el smog.

Reduce la incertidumbre económica:

A diferencia de la generación de energía por combustibles fósiles, cuyos costos varían constantemente y depende de la coyuntura, el costo de la producción de energía renovable es previsible y panificable. Además, las energías renovables pueden encontrarse en cualquier parte del planeta lo que significa una ventaja diferencial para las economías locales, asegurando la independencia energética al no tener que recurrir a la importación de combustibles fósiles.

Es buena para la economía del país:

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), duplicar la cuota de energías renovables a nivel mundial hasta alcanzar el 36% en 2030supondría el aumento del empleo por más de 24 millones de personas en el sector frente a los 9.2 millones actuales. Asimismo, la economía global crecería en 1.1%
(el equivalente a 1.3 billones de dólares).

Es competitiva y aceptada en el mundo:

Desde hace varios años el costo de las energías renovables ha caído a nivel mundial gracias al desarrollo de nuevas tecnologías que mejoran su eficiencia, así como el creciente apoyo político que ha recibido de la comunidad internacional por sus numerosos beneficios. En la actualidad, el clima de consenso es a favor del impulso a las tecnologías de energía limpia y sostenible.

Tipos de energías limpias y renovables

A continuación, te mostramos una lista de las principales fuentes de energía renovable que existe:

Energía solar:

La que procede directamente de las radiaciones del Sol. Dependiendo del mecanismo que se utilice podemos hablar de:

  1. Fotovoltaica: los clásicos paneles solares, transforman la energía del Sol en energía eléctrica que puede ser consumida en el propio lugar donde se genera, lo que se conoce como autoconsumo, almacenarse en baterías o acumuladores o enviarse a la red eléctrica.
  • Térmica: en vez de energía eléctrica obtiene calor que puede utilizarse en las calefacciones de los edificios o para disponer de agua caliente.

Energía eólica:

Aprovecha la fuerza del viento para generar energía eléctrica utilizando los más que conocidos molinos o aerogeneradores. El movimiento del viento en las palas de los molinos genera energía eléctrica que se enchufa a la red para su distribución.

Energía geotérmica:

Es una energía renovable que extrae el calor natural del interior terrestre para aprovecharlo como sistema de calefacción y para obtener agua caliente.

Energía hidráulica o hidroeléctrica:

Los clásicos saltos o presas de agua. Aprovechan la energía potencial del agua para obtener energía eléctrica. Este tipo de instalaciones tienen detractores, ya que es necesario alterar el cauce de los ríos para la producción energética.  

Energía marina:

Aprovecha la fuerza del mar para generar energía. Normalmente se denomina mareomotriz si aprovecha las mareas y las corrientes y undimotriz si aprovecha la energía de las olas.

Mini planet concept. City, ocean, forest, wind turbines, solar batteries, sea coast and fresh green field. Earth collection.

Referencias:

http://www.gruposacsa.com.mx/los-beneficios-las-energias-limpias/
https://enel.pe/es/sostenibilidad/cuales-son-los-beneficios-de-la-energia-renovable.html
https://www.gob.mx/semarnat/articulos/beneficios-de-usar-energias-renovables-172766
https://hablandoenvidrio.com/ventajas-energias-limpias-y-renovables/