País

Después de la crisis energética que Honduras sufrió en el año de 1994, se ha visto en la necesidad de implementar diferentes tipos de generación de energía, más allá de la tradicional energía hidráulica y la energía a partir de combustibles fósiles. Actualmente se están implementando diferentes tipos generación de energía renovable además de las centrales hidroeléctricas, como:

Energía eólica: es la energía obtenida a partir del viento mediante aerogeneradores conectados a las grandes redes de distribución de energía eléctrica. La energía eólica es un recurso renovable y limpio que ayuda a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero ya que es una excelente opción de reemplazo para las fuentes de energía a base de combustibles fósiles, generando un impacto ambiental por mucho, menos problemático comparado con otras fuentes de energía.

Honduras ha implementado este tipo de generación de energía con su primer proyecto eólico Cerro de Hula, ubicado en el departamento de Francisco Morazán, y tiene una capacidad nominal de 102 MW de energía limpia, por lo que es capaz de energizar aproximadamente unas 100,000 viviendas.  Se estima que el potencial eólico de Honduras es de 1,200 MW.

Las fuentes renovables eólicas es tecnología todavía reciente para generación de energía en el país, por lo que el porcentaje de explotación es mínimo comparado con la capacidad que el país tiene de generar, por lo tanto, el país puede seguir apostando por implementar más las fuentes eólicas y explotar más su capacidad.

Energía hidroeléctrica: las centrales hidroeléctricas generalmente se ubican en regiones donde existe una combinación adecuada de lluvias y desniveles geológicos favorables para la construcción de represas. La energía hidráulica se obtiene a partir de la energía potencial y cinética de las masas de agua que transportan los ríos, la lluvia y el deshielo. En su caída entre dos niveles del cauce, se hace pasar el agua por una turbina hidráulica, la cual transmite la energía a un alternador que la convierte en energía eléctrica.

Podemos mencionar algunas ventajas de esta fuente de energía, como: la ventaja de ser una fuente renovable de alto rendimiento energético. Gracias al ciclo del agua, su disponibilidad es casi inagotable. Es una energía limpia ya que no libera ningún tipo de contaminación durante su funcionamiento.

Este tipo de generación de energía también tiene sus desventajas: la construcción de grandes embalses puede inundar importantes extensiones de terreno, obviamente en función de la topografía del terreno aguas arriba de la presa, lo que podría significar pérdida de tierras fértiles y daño al ecosistema, dependiendo del lugar donde se construyan. Cuando las turbinas se abren y cierran repetidas veces, el caudal del río se puede modificar drásticamente causando una alteración en los ecosistemas. También se pueden ver afectadas por casos de fenómenos climáticos.

Actualmente Honduras cuenta con varios proyectos hidroeléctricos muy importantes: Central Francisco Morazán, Río Lindo, Cañaveral, El Níspero, El Coyolar, Santa María y Central de Nacaome. Es necesario mencionar que la ENEE mantiene un programa de Cooperación Técnica de Taiwán, a través de su Empresa Taiwán Power Company (TPC), para la planificación de los recursos hídricos en el país.

¿Cuál es la fuente de energía limpia más utilizada en Honduras?

En la actualidad, las plantas solares ocupan el primer lugar como fuente de energía limpia en el país y es que el año pasado, la compañía noruega Scatec Solar y su socia Nordfunds, anunciaron que conectaron la red comercial hondureña de 35 megawatts (MG) de energía generada, esto pertenece al proyecto de energía fotovoltaica, la cual tiene su sede en Los Prados, Choluteca.

Cabe a destacar que Honduras es el país número uno que utiliza la energía solar en Centroamérica.

La energía limpia tiene un alcance de 61% en la matriz eléctrica nacional y la energía térmica cuenta con un 39%. Estas cifras han logrado aumentar en gran escala en los últimos 20 años y es que los distintos acuerdos y convenios que Honduras ha realizado con otros países han favorecido el uso de la energía renovable causando un mayor impacto en la matriz eléctrica nacional. 

Honduras tiene un gran potencial en cuanto a proyectos de energía renovable, algunos de ellos se están implementando en la actualidad y están en un proceso de desarrollo, como: Patuca III, los parques fotovoltaicos que tienen lugar en la zona sur del país y las plantas eólicas que están a las salidas de Tegucigalpa, Francisco Morazán M.D.C. y en Choluteca.

Se tiene previsto que la represa hidroeléctrica de Patuca III generará a partir de septiembre de 2018, 104 megavatios de energía y esto causará un gran impacto que ayudará a resolver los problemas de energía del departamento de Olancho, así como algunos municipios del departamento de Francisco Morazán.

Fuentes