PaísSlide Inicio

Desde 2015 Honduras cuenta con la planta solar más grande de América Latina y el Caribe, la cual abastece de energía eléctrica a unas 150 mil familias hondureñas cada día. 

Durante las horas pico de cada día, 146 megavatios brindan hasta el 10% de la demanda energética que necesita Honduras. Con casi medio millón de paneles desplegados en más de 440 hectáreas al sur del país, la planta solar se ubica en Nacaome, Valle. 

Se trata de la energía solar fotovoltaica, un tipo de energía renovable utilizada para generar electricidad. Funciona transformando de forma directa la radiación solar en electricidad gracias a unos paneles fotovoltaicos, formados de celdas fotovoltaicas.

La generación de energía solar es uno de los métodos más limpios de producción de energía ideado por el hombre hasta ahora, ya que se basa en la conversión de la captación de la radiación solar y su transformación en electricidad (fotovoltaica) o en calor (térmica), convirtiéndose en un proceso comparable al mecanismo básico de las plantas para generar su energía, conocido como fotosíntesis.

El proyecto fue desarrollado por el consorcio hondureño SOPOSSA-COHESSA y vino a reducir la dependencia de la importación de combustibles fósiles. 

Según información, Chile inauguró en junio de 2014 una estructura que genera 100 megavatios, que fue conocida entonces como la más grande de América Latina y el Caribe. 

México dispone irradiaciones a 4.5 kilovatios por hora, por metro cuadrado por día en el 70% de su territorio, pero sus plantas son de menor capacidad que las de Honduras. 

Los paneles ubicados al sur de Honduras, cerca del golfo de Fonseca, a 110 kilómetros de Tegucigalpa, recogen energía durante 10 horas, permitiendo generar un mayor número de kilovatios por hora. 

Y es precisamente la inclinación a 45 grados en dirección al Sur la que permite aprovechar los rayos solares en las horas más calurosas del día, como en el caso de Nacaome, Valle, cuyas temperaturas llegan hasta a más de 40 grados centígrados.

Beneficios de la energía solar 

La energía solar goza de numerosos beneficios que la sitúan como una de las más prometedoras. Renovable, no contaminante y disponible en todo el planeta, contribuye al desarrollo sostenible  y a la generación de empleo en las zonas en que se implementa.

Igualmente, la simplicidad de esta tecnología la convierte en idónea para su uso en puntos aislados de red, zonas rurales o de difícil acceso. 

Hace algunos años nadie pensaba que una planta solar de este tamaño era posible. En Honduras era impensable, solo Alemania y algunos países de Europa se podían dar el lujo de pagar por tener energía limpia. En la actualidad, el precio para invertir ha bajado y continúa haciéndolo; de hecho, su costo ya está a la par de los combustibles fósiles en los mercados internacionales. 

Honduras dio un gran paso al invertir en esta energía, pues pasó a ser el segundo país más importante de América Latina en la generación de energía a partir de la captación solar. 

La temperatura del astro rey sobrepasa los 5500 ºC, tan solo una fracción insignificante de ese calor puede iluminar la vida humana por tiempo indefinido, sin dañar el medio ambiente. El esfuerzo común entre industrias y gobiernos, mediante un compromiso tecnológico, ecológico y social, puede brindar calor a un futuro más prometedor, brillante y solar.

Solar panel against blue sky

Energías renovables

Las energías renovables son aquellas que provienen de los recursos naturales que no se agotan y a los que se puede recurrir de manera permanente.

Las principales fuentes de generación de energía de Honduras son el agua, el viento, los rayos solares, los desechos y el calor de la tierra. 

Referencias:

https://www.acciona.com/es/energias-renovables/energia-solar/
https://www.ngenespanol.com/naturaleza/planta-solar-mas-grande-de-america-latina/
https://sabermas.umich.mx/archivo/tecnologia/133-numero-1755/268-paneles-solares-generadores-de-energia-electrica.html