Mundo

Ya es sabido que las abejas cumplen un rol fundamental en la cadena de producción de alimentos y que sin ellas la vida sobre la tierra corre peligro. Es por eso que todos los residentes de Utrech, quisieron participar en la construcción de sus paradas de abejas.

Las avejas son las encargadas de polinizar alrededor del 80% de las flores silvestres, por lo es importante cuidarlas. Por esta razón, la ciudad holandesa de Utrecht decidió convertir las paradas de autobús en pequeños refugios para abejas.

Estas estaciones están montadas en la parte superior de las paradas designadas a autobuses. Cada una de ellas cuenta con pasto y flores silvestres para que las abejitas se acerquen a polinizar y descansar.

En esta ciudad holandesa se instalaron 320 estaciones para abejas en 320 paradas de autobús. Pero además de ser un espacio pensado para estas pequeñitas, esta iniciativa cubre otros puntos importantes. Por ejemplo, capturan parte del polvo fino que vuela por el aire y ayuda a almacenar el agua de lluvia.

Además de los techos verdes, todos están equipados con luces LED de bajo consumo y bancos de bambú.

Las “paradas para abejas” también son mantenidos por un equipo de trabajadores que conducen vehículos eléctricos, todo el círculo es sustentable.

Y lo más llamativo es que todos los residentes quisieron participar en la construcción de su propia parada de abejas. Es por ello que la ciudad se encarga de facilitar los fondos para transformar sus propios techos. Las paradas para abejas no son el único gran lugar para que las abejas de la ciudad se reúnan.

Lo mejor de esta iniciativa en Utrecht es que la ciudad ofrece los fondos necesarios para que la gente se una y convierta sus propios techos también en estaciones para abejas. Esta ciudad busca que la gente se interese y de igual manera quiera participar y aportar su granito de arena.

Es importante que también cada uno de nosotros, aportemos al medio ambiente de la forma que esté a nuestro alcance. Y cuidar a las abejas es parte importante de este proceso. Este caso holandés es un gran ejemplo para comenzar.

Sobre las abejas:

Las abejas son insectos voladores estrechamente vinculados a las avispas y las hormigas, y son conocidos por su papel en la polinización y por producir la miel y la cera de abejas. Las abejas son un linaje monofilético dentro de la superfamilia Apoidea, del taxón Anthophila. Existen casi 20.000 especies conocidas de abejas en en mundo y de siete a nueve familias reconocidas, aunque muchas no están descritas y el número real es probablemente más alto. Se encuentran en todos los continentes excepto la Antártida, y en cada hábitat en el planeta que las plantas florecientes polinizadas por insectos.


Referencias:

https://www.ecoportal.net/paises/mas-de-300-paradas-de-autobus-en-holanda-convertidas-en-paradas-de-abejas-para-ayudarlas-a-sobrevivir/